Etiquetas

jueves, 23 de julio de 2015

Este jueves, un relato: Lugares imaginarios


Max Estrella, desde su blog Diariodel Último Bufón, nos propone, desafía, a escribir, sobre lugares fantásticos, imaginarios, como lo descriptos en Los viajes de Gulliver. Aprovecho para aclarar que no se trata de un libro infantil sino una sátira contra la humanidad. Y que los viajes fueron cuatro.

Mi historia intenta basarse en algo del tercer viaje.




La isla volante

A pesar de su pensamiento misantrópico,  las crónicas de mi antepasado Lemuel Gulliver,  siempre tuvieron mi admiración. Por su narrativa y por haber sobrevivido a naufragios.
Era algo en que reflexionaba, mientras estaba en una situación similar,  aunque sin estar seguro de sobrevivir.
 Pensé que estaba alucinando cuando vi a una isla en el cielo. Pero Laputa, la ciudad volante mencionada en las crónicas, era real. Fui rescatado y llevado a la ciudad.

Cuando estuve en condiciones, fui invitado a Lagado, la capital de la isla. Mi estado de abstracción hizo que tuviera una reputación de intelectual. Reputación que arriesgué, conversando con mujeres, que seguían tan subestimadas, igual que en la estadía de mi antepasado.

Una de ellas resultó ser hija de Munodi, descendiente del noble que había conocido a mi antepasado.
Con ella como traductora, Munodi me preguntó lo que pensaba de la ciudad.
- Es algo asombroso. Y han avanzado técnicamente desde entonces. Pero en algunos aspectos, existen los mismos prejuicios.
- Me gustaría hacer algo para cambiarlo-dijo y me habló de sus ideas, que podrían transformar la isla en algo utópico.
- Pero me mantienen fuera del  Consejo, por mi ineptitud para la música y las matemáticas.
- Tal vez pueda ayudarlo con eso, tienen tecnología pero no aplican a la música. No tienen samplers, cuyo funcionamiento es un principio matemático.
Ante la curiosidad de ambos, les expliqué los conceptos matemáticos, que hicieron posible la tecnología de los samplers.

Munodi enfrentó a sus enemigos políticos, presentando como propio, el desarrollo matemático,.

Cualquier función periódica, con periodo T , se puede representar como suma de senosoides de frecuencias f, 2f, 3f,. . . , llamadas armónicos…

Luego explicó la relación con un hipotético instrumento musical, al que llamó climenole.

 Nadie pudo rebatirlo, adquiriendo prestigio en. las academias de música y de inventores.
Tenía su agradecimiento y también de su hija. Creo que me casaré ella y me quedaré en la isla.
Una razón por la que no habrá crónicas de los viajes de Leonard Gulliver.

48 comentarios:

  1. Me gusta mucho, tienes una imaginación muy prolífica.

    Es curiosa una isla en el cielo... :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la isla en el cielo es mérito de Johnatan Swift.
      El mío es haber leído el libro.
      Gracias por tu opinión.
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. Las mejores historias son las que nunca se cuentan...las que permanecen ocultas en los corazones de quienes las viven...va a resultar una verdadera pena no conocer los viajes de Leonard, pero estoy seguro que como si fuera un cuento..vivirá feliz para siempre..Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado. Interesante idea. Tal vez contribuya a que la isla sea un lugar mejor.
      Besos.

      Eliminar
  3. ¿Por qué el hecho de casarse le impediría contar las crónicas de sus viajes? ...¿por qué no viajar en dos y escribr las dos visiones?

    Como siempre quedo impresionada de tu imaginación, Demiurgo... mis felicitaciones.

    Un besote.

    P.S.: controlá que hay dos, o tre, errores de sintaxis... besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien planteado. A lo mejor está el desafío de implementar cambios. A lo mejor lo nombran embajador ante otras naciones mencionadas en el tercer viaje de Gulliver.
      Besos.

      PD: Trataré de descubrirlos. Besos.

      Eliminar
  4. Bueno, quizás fue un cambio que valió la pena.
    Me ha encantado tu historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea así.
      Te gustó más que a mí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. No seas modesto demiurgo, sabes que es muy bueno el cuento. A veces necesitamos una historia que nos guste, para que despierte otra en nuestra imaginación. Me gusto.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Te ha pasado como a mí. Te ha encantado tanto la idea que has vivido esta historia del modo en el que la has plasmado.
    Una isla en el cielo... Pero en cambio, tiene una isla en el corazón...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Interesante teoría.
      Es curioso que la idea de la isla en el cielo haya sido imaginada por alguien tan despectivo con la humanidad, como Jonathan Swift.
      Interesante planteo el tuyo. Me soprende.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Una isla en el cielo! Me encanta! A veces creo que estoy entre la realidad y la ficción. No sé si sueño dormida o despierta.... Fantástico, claro y directo, cuento.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa idea no se me ocurrió a mí. Está en el tercer viaje de Gulliver.
      Que interesante sensación la tuya.
      Y que bien que te haya gustado mi relato.
      Besos.

      Eliminar
    2. Sé que esa idea está en el tercer viaje de Gulliver. Pero todo el post es de lo más interesante. Creo que esa sensación que tengo es porque quiero escapar de la realidad o no! Quién sabe! Vamos, que ni yo misma me aclaro.
      Besos!

      Eliminar
  8. Que original, me gustan mucho los relatos!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. no se, pero cada vez que leo alguna de tus historias escucho esas voces que te relatan alguna de esas peliculas viejas o algo asi
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso, que elogio significa para mí.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Me superó la fórmula matemática, pero me alegra que tu intervención hay permitido su ascenso en el mundo de la política (por cierto, en el párrafo inmediatamente anterior a la fórmula, hay una repetición que se te escapó!)
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo corregí, como otra repetición, que no había notado.

      No es fácil esa fórmula. De hecho, su dificultad permite el desarrollo del relato. Tal vez me haya influido un recurso mencionado por Rod Serling, creador de La dimensión desconocida, el personaje que se plantea no se saldrán con la suya.

      Un abrazo agradecido.

      Eliminar
  11. Me ha gustado tu relato y la forma en la que la ignorancia de los otros hace que el personaje suba su estatus.
    Un saludo.

    P.D.: No sabía lo de los sombrereros y el mercurio, he estado mirándolo y me ha parecido muy interesante. Gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te haya gustado. Fue una idea de último momento.

      Que bien que te haya interesado el dato.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Leí los Viajes de Gulliver cuando era pequeña pero solo recuerdo el país de los gigantes y el de los liliputienses. No conocía nada de este otro viaje. Me ha gustado, tendré que volver a leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez hayas leído una adaptación infantil, que haya omitido el tercer y el cuarto viaje, que es una isla donde los caballos son civilizados y los humanos, salvajes, con todos los defectos de de la civilización.
      Que bien que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  13. Yo me quedaría en esa isla. Lo de la fórmula me ha dejado a cuadros. Sigo diciéndote que admiro tu imaginación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo agradezco. Interesante tu idea de quedarte en la isla.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Perdona mi incultura en el tema elegido,¿me puedo sumar a la explicación que vas a dar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te referís a la formula, es complicada, involucra integrales.
      En cuanto al relato, me inspiré en parte del tercero de Los Viajes de Gulliver.
      Gracias por tu interés.

      Eliminar
  15. Tienes una gran imaginación, Demiurgo, me ha gustado la historia que nos has contado de la isla, es fácil volar contigo y tus letras. Me gustaba mucho en mi infancia los viajes de Gulliver.

    Un placer estar aquí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generosa opinión. Que bien que te haya gustado.
      Un placer que me visites.
      Besos.

      Eliminar
  16. Hola, por esas casualidades de la vida aterrizo hoy en tu blog.
    Me pregunto si la idea de la isla-ciudad la habrás tomado de una película de anime llamada "Laputa, el castillo en el cielo". Es maravillosa, una obra de arte.
    No entiendo mucho lo que pasa en tu narración, creo que me he perdido capítulos anteriores, pero ya me iré poniendo al día. Como sea, de todos modos me parece interesante lo que tienes para contar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tomé de Los viajes de Gulliver, especialmente del tercer viaje, que incluye una visita a esta isla.
      No hay capítulos anteriores. Es un relato individual. Pero podés ver mi blog, que encontrarás otros relatos, algunos de los cuales integran alguna saga.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Me ha parecido magnífico el relato y la idea de partida y de llegada...que no haya libro de los viajes del protagonista porque allí se quedó a vivir...muy buena la mezcla de realidad y ficción, porque lo de la fórmula y el invento del climenole...
    Muy buen relato. Un abrazo y gracias por participar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien. Hay reclamos por más historias. Así que la inspiración lo dicta...
      Que bien que te haya gustado esa combinación y parecido bueno el relato.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Qué no habrán crónicas de sus viajes por estar casado? Se puede, se puede, puede contar sus aventuras de la mano de su amada, o en solitario, quien sabe... Muy buen relato Demiurgo, a pesar de usar un lugar ya creado le has dado ese toque tan tuyo que a mi me gusta mucho, enhorabuena...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo han mencionado. Es que el personaje no tiene intenciones de seguir viajando. Pero podrían haber historias futuras, con alguna intriga politica o el personaje actuado como embajador ante alguna de las naciones fantásticas.
      Gracias por tus elogios.
      Besos.

      Eliminar
  19. Muy buena la historia y también algunos detalles como la matemática aplicada a los samplers musicales. Me agarraron unas ganas tremendas de escuchar Momo Sampler y de leer Los Viajes de Gulliver.
    La historia pareciera la mezcla de dos libros de Julio Verne: La Isla Misteriosa y La Ciudad Flotante
    Me llamó mucho la atención el nombre que elegiste para la ciudad ¿alguna connotación?

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No leí La ciudad flotante. Recomendable Los viajes de Gulliver, libro que se conoce en versiones infantiles, sin el tercer y cuarto viaje. Y no lo es, hay una crítica feroz a la humanidad. Y en viaje a Brondingnag, hay alguna cierta escena, en que las mujeres gigantes se desnudan delante de Gulliver y tienen cierto juego sexual con él.
      Y el nombre de la isla es invención de Jonathan Swift, el autor. En algunas ediciones, le cambian el nombre a Laput. El autor burlonamente propone algunas posibles etimologias.

      Que bien que te haya gustado el relato. Y la matematica de los samplers.
      Y escuchalo, es un buen disco.

      Saludos.

      Eliminar
  20. Tu narrativa me parece caótica, pero quizás en eso radica su gracia: obligas al lector a completar con su imaginación las partes que faltan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. El hecho de no tener la intención de seguir viajando no debe ser obstáculo para que cuente historias de viajes, como esta en que el conocimiento matemático da a la protagonista femenina prestigio y fama entre sus conciudadanos.
    Sería fantástico que existieran esas islas flotantes en el cielo. De hecho, creo que la tierra y todos los cuerpos celestes podrían tener la condición de tales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la protagonista femenina, sino su padre. Pero entiendo lo que decía.
      Tal vez nombrado embajador el personaje narrador. O se encuentre en medio de una intriga politica. No prometo nada pero tampoco lo descarto.
      Saludos.

      Eliminar
  22. Parece que le vino al pelo al amigo Leonard tener algún conocimiento de las técnicas de sampleo. Enganchose a una de las hijas!
    Tal vez por su intervención cobren protagonismo las damas.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente es lo que sucedió.
      Tal vez suceda eso.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Justamente es lo que sucedió.
      Tal vez suceda eso.
      Saludos.

      Eliminar
  23. He entrado a ese mundo que nos has regalado, Demiurgo....

    Un beso...

    Pd: Ando corta de palabras hoy... Pero tenía que ponerme al día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero escribiste palabras muy efectivas.
      Que bien que haya parecido un regalo lo que escribí.
      Besos.

      Eliminar